Estufas que no necesitan salida de humos

En este artículo vamos a presentarte varias propuestas de estufas que no necesitan salida de humos, las primeras son las estufas de bioalcohol o bioetanol, o también conocidas como biochimeneas y las segundas son las estufas eléctricas.

Estufas de bioalcohol

Las estufas de bioalcohol o bioetanol son una buena opción si te gusta el encanto de la llama, pero no dispones de salida de humos, como las estufas de leña.

Estufas que no necesitan salida de humos

El bioalcohol (bioetanol) está hecho de azúcar, almidón y verduras celulósicas, por ejemplo, trigo, remolacha azucarera o caña de azúcar. Las características ventajosas de este combustible son las propiedades antidetonantes de alto nivel durante la combustión y la reducción de aproximadamente el 90% de todos los componentes de los gases de escape, excepto el dióxido de azufre que ya no se genera en el proceso de combustión.

Las estufas de bioetanol están muy de moda, ya que son propuestas muy decorativas por sus innovadores diseños y a la vez, respetan el medioambiente. Las biochimeneas, como ya hemos comentado, son un sistema de calefacción que utiliza combustibles fósiles, por lo que es una fuente de energía renovable que no genera olores ni residuos. Por lo que es una buena opción para el medio ambiente y para tu hogar. Con este tipo de estufas puedes encontrar diseños muy innovadores y decorativos, además de las bajas emisiones de CO2. Son muy fáciles de instalar, debido a que no necesitan ni salida de humos ni estar conectadas a la corriente eléctrica y además, son portátiles.

Las biochimeneas constan de:

  • Una cámara de combustión, dónde se guarda se pone el combustible.
  • Una estructura decorativa.

Las biochimeneas puede tener hasta 3 depósitos de almacenamiento del combustible. Dependiendo de la capacidad del depósito, que suele ir entre 0,12 litros y 1,5 litros, la llama puede durar entre 4 y 8 horas. Estas estufas consumen una media de entre 0,2 y 0,6 litros de bioalcohol por hora, por lo que gastan entre 0,8 y 2,4 €/hora.

Es una opción muy demandada por los amantes del fuego que no disponen de salidas de humos en sus viviendas. Las estufas de bioetanol se pueden clasificar según su tipo de instalación en:

  • De suelo o de pie: Estas estufas se apoyan directamente en el suelo, al ser portátiles, se pueden colocar en cualquier rincón del hogar.
  • De sobremesa: Esta estufa se coloca encima de la mesa o de un mueble. No te tienes que preocupar de si va a afectar a la superficie dónde está apoyada, ya que nunca alcanzará la temperatura suficiente para provocar algún daño. Además de irradiar calor, esta estufa tiene un gran valor decorativo.
  • De pared: Estas estufas se cuelgan en la pared como si fueran un cuadro. El cuerpo de la estufa está fabricado en acero inoxidable y no pesan mucho. Su peso va de entre 10 a 20 kilos. Algunos modelos permiten regular la llama.

Ventajas de las estufas de bioalcohol

  • Visión de la llama.
  • Combustión limpia. No genera olores ni residuos. El bioetanol es una energía limpia y renovable.
  • Fácil instalación. En los tres tipos de estufas, la instalación es fácil, ya que no necesita ni salida de humos, ni estar conectada a la red eléctrica.
  • Bajas emisiones de CO2.
  • Poco mantenimiento. Sólo debes rellenar el depósito con bioalcohol o bioetanol.
  • Son portátiles. Todas ellas las puedes cambiar de habitación a tu antojo. Son fáciles de transportar.
  • Muy decorativas. Gracias a sus diseños y a la calidez de la llama, las biochimeneas aportan un gran valor decorativo.

Estufas eléctricas

Las chimeneas eléctricas nos aportan las propiedades decorativas de las estufas de leña, pero con la limpieza y seguridad de la elctricidad. No necesitan ningún tipo de instalación, ni mantenimiento, simplemente necesitan estar enchufadas a la corriente para poder funcionar. Estas estufas simulan una llama gracias a un haz de luz intermitente.

Las estufas eléctricas se componen de:

  • Una resistencia eléctrica en el interior con una potencia de entre 1800 y 2000 w.
  • Un haz de luz led intermitente para simular el efecto llama (50 y 130w).
Estufas de bioalcohol

Ventajas de las estufas eléctricas

  • Son de fácil instalación, simplemente debes enchufarlas a la corriente eléctrica.
  • Son portátiles, las puedes mover de una estancia a otra.
  • Visión de la llama.
  • Efecto decorativo.
  • No necesita instalación. La puedes apoyar sobre el suelo, contra una pared, colgarla como si fuera un cuadro o ponerla encima de una mesa o mueble.
  • No necesita mantenimiento de residuos ni limpieza.
  • Calientan rápidamente la estancia por convección, es decir, calientan el aire y lo expulsan (el aire caliente sube).
  • Algunos modelos permiten regular la intensidad de la calefacción y el efecto del fuego.
  • Algunos modelos incorporan un termostato electrónico para controlar la temperatura y un limitador térmico para que se pare cuando haya llegado a la temperatura deseada.
  • Muchas incorporan un mando a distancia para encender y apagar.

Para calcular los Watios que necesitarás para calentar tu estancia, deberás saber los metros cuadrado que tienes. A continuación te informamos de los valores aproximados:

  • Para una habitación de 12 a 16 metros cuadrados con una altura de unos 2,5 metros y un buen aislamiento, necesitaremos entre 1.200 y 1.500 w.
  • Para una habitación de 24 a 28 metros cuadrados con una altura de unos 2,5 metros y un buen aislamiento, necesitaremos entre 2.500 y 3.000 w.
  • Para una habitación de 40 metros cuadrados con una altura de unos 2,5 metros y un buen aislamiento, necesitaremos 4.000 w o más.