Estufas de multicombustible

Aunque la leña es el típico tipo de combustible que se te viene a la mente cuando piensas en una estufa de fuego, también se puede quemar otros combustibles como el carbón en una estufa multi-combustible. Aquí te hablamos a fondo los tipos de estufas que pueden funcionar en tu hogar.

Estufas de multicombustible

Estufas multi-combustible vs estufas de leña

¿Cómo funcionan las estufas de multicombustible?

También llamadas estufas minerales combustibles sólidos, las estufas de multicombustible pueden quemar leña, combustible sin humo y carbón.

Existen diferencias en las formas en que estos combustibles se queman, y no todas las estufas multi-combustible se han optimizado para la utilización de todos los combustibles compatibles con igual eficiencia.

¿Cuál es la diferencia en la forma de arder de los combustibles?

El carbón necesita aire que pasa a través de una rejilla para arder. La mayoría de las estufas multi-combustible tienen una placa de cribado que permite eliminar cualquier ceniza que pueda amontonarse sobre la rejilla, de esta forma no se obstruye el paso de aire desde la parte inferior.

La leña, por otra parte, se quema mejor cuando se asienta en un lecho de ceniza (también llamado cámara de combustión, que es donde el combustible se quema), con el aire circulando desde la parte superior.

Debido a estas diferencias, una estufa multi-combustible no está optimizada para la quema de los dos tipos de combustible. Si estás planeando que en tu estufa multicombustible vas a quemar sólo leña, deberías hacerte con una estufa específica para leña. Sin embargo, si crees que es posible que no siempre puedas tener acceso a la madera y por lo tanto, necesitas la opción de quemar carbón de vez en cuando, la estufa multi-combustible es una buena opción. Algunas estufas tienen un control que te permite controlar el circuito del aire, es decir que venga desde arriba o abajo, dependiendo del tipo de combustible que se esté utilizando en ese momento.

Idealmente, es mejor elegir una estufa dependiendo del tipo de combustible que quieras quemar y al que tengas acceso de forma más cómoda, y luego basar tu decisión de compra en eso. Si vives en una zona controlada por el humo, necesitarás una estufa Defra exenta o sólo podrás quemar combustible sin humo en una estufa multi-combustible.

También hay que tener en cuenta que si quieres comprar una estufa para ser más ecológico, el carbón no es un combustible neutro en carbono como la madera.

¿Cómo funcionan las estufas de leña?

También llamadas estufas de combustible de madera, éstas se financian exclusivamente por troncos de madera, pellets o astillas.

Si quemas leña, ésta no tiene que ser manufacturada como los pellets y las astillas. Además, es posible que no tengas ni que comprarla, ya que puedes recopilar tú mismo los troncos que se han roto y han caído al suelo por la montaña. Si utilizas este tipo de madera es una forma muy ecológica de evitar los incendios forestales, ya que contribuyes a limpiar los bosques.

Sin embargo, es necesario tener en cuenta el tiempo para el secado de la madera, idealmente debes esperar aproximadamente de uno a dos años para que sea más eficiente, lo que significa que también te ocupará un espacio en tu hogar. Puedes comprar la leña ya preparada y seca, pero a un precio más alto.

Las estufas de pellets de madera utilizan electricidad para alimentar la carga automática y el encendido. Estas estufas, que pueden parecer muy diferentes a lo que estamos acostumbrado y tienden a ser más caras, las bolitas o virutas que se utilizan como combustible están hechas de subproductos de la madera, como el serrín u otros materiales orgánicos como el maíz, que están fuertemente compactados.

Estufas de multicombustible vs estufas de leña

Muchas estufas de pellets de madera tienen una "tolva", que se alimenta de las pastillas en la estufa por lo que debes llenarla con menos frecuencia. Muchas también disponen de un encendido automático para encender las pastillas por vía electrónica, un temporizador para apagar la estufa y una fuente de alimentación de respaldo en caso de que haya un corte de energía, algo digno de estudiar en el momento de comprar una estufa de este tipo.

Pros de las estufas de pellets

  • Los pellets están más secos y son más densos que los troncos de madera, haciéndolos más eficientes en el momento de la quema.
  • Se utilizan materiales que de otra manera se tirarían al vertedero.
  • Requiere menos espacio de almacenamiento para combustible.
  • Produce menos ceniza que la leña.

Contras de las estufas de pellets

  • Los pellets tienen un impacto ambiental, ya que producen 3,5 veces más carbono por kWh que los troncos de madera.
  • Los pellets de madera pueden ser más difíciles de conseguir que la leña.
  • Necesitan electricidad para funcinar por lo que va a tener un impacto en tu factura eléctrica.
  • Necesitan un mantenimiento más regular que una estufa de leña.