Estufas insertables de pellets

Las estufas insertables de pellets muestran una gran ventaja respecto a las otras, nos permiten dejar nuestra casa igual que estaba, es decir, sin cambios visuales, pero con una fuente de calor potente y ecológica.

Estufas insertables de pellets

Los principales beneficios de comprar una estufa insertable son:

  • No entorpece el paso.
  • No es un elemento externo que reduce el espacio de la estancia.
  • Si se inserta en una chimenea ya existente, se puede aprovechar la salida de humos además de proporcionar el mismo ambiente hogareño que lo haría una chimenea.
  • Se pueden aprovechar huecos ya existentes de estufas antiguas en la vivienda para colocar las estufas insertables y así reducir las obras necesarias.

El funcionamiento de las estufas insertables es exactamente igual que el de las estufas de pellets normales, la única diferencia es que al cargar el combustible, en lugar de hacerlo por la parte superior, se carga frontalmente.

La instalación de una estufa de pellets insertable se puede hacer de dos formas. La primera, que ya hemos comentado anteriormente, es utilizar un espacio ya existente como una chimenea o el hueco de una estufa de leña antigua. De esta forma, reduciremos las necesidades de obra, ya que disponemos del espacio para colocar la estufa sin que nos entorpezca el paso y además, tenemos el tiro de la chimenea o el conducto de la salida de humos ya hecho.

La segunda opción es crear nosotros mismos ese espacio para colocar la estufa de pellets. Es decir, buscamos una pared lisa colocamos la estufa y después con pladur u otros materiales tapamos los tubos para que parezca originalmente empotrada en la pared. Sin duda, esta opción es más costosa física y/o económicamente, ya que deberás contratar a alguien para que lo haga o necesitarás realizar un mayor esfuerzo si decides empotrarla tú mismo.

Es importante tener en cuenta que la estufa de pellets además del conducto de la salida de humos, necesita estar cerca de un enchufe. Si tienes que hacer una obra en casa para instalar la estufa de pellets, deberás tener esto en cuenta. Si la vas a colocar en el hueco de una chimenea, deberás contar con un enchufe cercano o un alargo.

Normalmente puedes encontrar tres tipos de estufas de pellets insertables:

  • Insertables de pellets de aire: Calientan la estancia mediante la expulsión de aire caliente.
  • Insertables de pellets de aire canalizable: Además de calentar la estancia dónde están insertadas, estas estufas tienen la capacidad de calentar otras habitaciones gracias a conductos de aire.
  • Insertables de pellets de agua (hidroestufas): Además de proporcionarte calefacción, calientan el agua de tu casa.

Preguntas acerca de las estufas de pellets

¿Por qué las estufas de pellets son tan populares?

Son muy fáciles de usar. Muchas estufas de pellets ofrecen un encendido automático y disponen de un termostato para regular la temperatura ambiente perfectamente. Además, queman combustible de pellets limpiamente, que es una opción ecológica.

¿De qué están hechos los pellets?

Los pellets se realizan mediante la compresión de serrín fino a través de un proceso de moldeo de alta velocidad. No hay aditivos; los aglutinantes naturales y resinas en la madera compactan los pellets.

¿Con qué frecuencia debo limpiar el brasero?

En algunos casos, puede ser necesario limpiar el brasero sobre una base diaria. La acumulación de material de desecho dependerá de la calidad del combustible que utilizas. La limpieza brasero implica simplemente eliminar la ceniza de la parte frontal de la estufa. Si las barras son difíciles de extraer para su limpieza, puedes utilizar de un raspador para eliminar el material de carbono que se ha ido acumulado en la placa de fondo del brasero. Una vez que los desechos se hayan retirado, las barras serán fáciles de extraer.

Estufas insertables

¿Con qué frecuencia debo limpiar la ceniza?

La ceniza de la cámara de combustión debe ser retirada al mismo tiempo que limpias el brasero. La limpieza frecuente de la ceniza en la cámara de combustión ayudará a retrasar la acumulación de ceniza en el extractor de aire y el sistema de ventilación.

¿Con qué frecuencia debo limpiar el intercambiador de calor?

Los intercambiadores de calor pueden limpiarse tirando de las 2 barras situadas debajo de la tapa superior de la estufa. Las barras deben extraerse cada vez que se limpia el brasero. Será necesaria una limpieza más a fondo al menos una vez al mes. Esto incluirá la eliminación de las placas deflectoras en la cámara de combustión y el acceso a la placa de salida en el lado derecho de la estufa. Esto es necesario para eliminar el exceso de ceniza que queda detrás de las varillas de tracción y en los tubos del intercambiador de calor.

¿Con qué frecuencia debo limpiar mi sistema de ventilación / chimenea?

Debes limpiarlo e inspeccionarlo al menos una vez al año. Puede ser necesario realizar una limpieza más frecuente si hay una gran cantidad de secciones de tuberías horizontales. La ceniza se acumula más rápidamente en las secciones horizontales.