Estufas eléctricas

Beneficios de la calefacción eléctrica

  • Limpia. No hay que limpiar ceniza, astillas, hollín o manchas de humo.
  • Saludable. La electricidad es un combustible limpio y renovable para el medio ambiente y para tu salud. Las bombas de calor eléctricas filtran y limpian el aire. La calefacción eléctrica está recomendada para las personas con asma.
  • Económica y eficiente. La calefacción eléctrica es eficiente; Los interruptores, temporizadores y termostatos evitan residuos.
  • Versátil. Cualquiera que sea el espacio y cualquiera que sea el uso, hay una estufa eléctrica que se adapta a tus necesidades.
Estufas eléctricas

Eficiencia energética

Esta es la relación entre la cantidad de energía puesta en un aparato y la cantidad de energía que sale del aparato en forma de calor. La calefacción eléctrica es la forma más eficiente de calefacción. Tiene un 100% de eficiencia, es decir, por cada 100 unidades de energía utilizadas, 100 unidades se convierten en calor.

La bomba de calor tiene un 300% de calificación de eficiencia notable. Las estufas de leña con fuegos abiertos tienen un factor de eficiencia muy bajo y la mayoría sólo tienen entre un 50 y un 60% de eficiencia. Las estufas y chimeneas de leña también contaminan el medio ambiente y pueden representar un riesgo para la salud en algunos casos.

Calcular el calor

El primer paso es calcular los metros cuadrados de la estancia que necesitas calentar. Si compras una estufa eléctrica de poca potencia para una habitación grande, nunca estará lo suficientemente caliente en fríos días de invierno. Si eliges una estufa demasiado potente para un espacio reducido, pagarás dinero extra, pero nunca utilizarás la capacidad adicional. Por lo que para poder calentar una habitación o estancia adecuada y eficientemente, primero necesitas saber los metros cuadrados que tienes que calentar. También es importante conocer el nivel de aislamiento de las paredes y la altura del techo. Con un mal aislamiento necesitaremos más potencia para conseguir el mismo calor que con un buen aislamiento térmico, ya que el calor se escapará a través se las paredes, puertas y ventanas. Lo mismo pasaría con los techos muy altos, ya que el calor tiende a subir.

Adaptada a tu estilo de vida

Si pasas poco tiempo en casa, una media de pocas horas al día en el interior de tu hogar, los costos de funcionamiento del aparato pueden no ser una consideración importante a tener en cuenta. Sin embargo, si pasas mucho tiempo en casa, los gastos de funcionamiento son críticos.

Si tu vida es impredecible es probable que necesites una forma de calentamiento instantáneo o bajo demanda, en lugar de uno que se tome su tiempo para calentarse. Sin embargo, si tu familia sigue una rutina, entonces puedes considerar casi cualquier sistema.

También hay una cuestión de gusto, algunos que quieran añadir calidez a su habitación pueden optar por una estufa radiante o de aire. Otros preferirán que la estufa en cuestión no haga ruido y sea casi invisible, por lo que pueden elegir una calefacción de techo o de suelo radiante.

Comparar diferentes opciones de calefacción

Las estufas bajo demanda son aquellas que se enciendes y se apagan cuando lo deseas. Son fácilmente comparables entre sí, simplemente debemos basarnos en la temperatura y la zona a calentar.

Es más difícil comparar una estufa eléctrica o de gas con una estufa de leña. En una base por hora, los costes de funcionamiento de una estufa de leña se encuentran entre los de una bomba de calor y un calentador de aire fijo. Sin embargo, una estufa de leña no calienta bajo demanda; el combustible se quema incluso cuando no se requiere calentamiento.

Estufas electricas precios

Radiante o convección

Los dos métodos principales de calefacción son convección y radiante. La convección calienta la temperatura del aire; generalmente cuentan con un ventilador para acelerar el proceso. La calefacción radiante calienta directamente las superficies.

Algunas personas aman la calidad del calor radiante, mientras que para otros es demasiado intenso. Algunos, apuestan por la uniformidad de calentamiento de la calefacción por convección, mientras que otros afirman que el ventilador en una estufa de convección fuerza el aire, haciendo que hayan corrientes. Esto puede ser causado por un mal posicionamiento o un tamaño inadecuado de la estufa o por un incorrecto diseño de la casa.

Adquisición, instalación y costes de funcionamiento

Cuando eres consciente de la cantidad de producción necesaria de tu sistema de calefacción y has considerado tus necesidades y preferencias, debes tener en cuenta los costes de adquisición, instalación y funcionamiento. Por ejemplo, una estufa extremadamente eficiente será una opción más cara, mientras que una estufa con ventilador fijo será más económica, pero más cara de mantener. Los precios de las estufas eléctricas pueden oscilar desde los 20 a los 400 €.