Estufas con ventilador

Con los crecientes costos del gas y del petróleo, los propietarios de las viviendas están en sumergidos en la búsqueda de diversas formas de reducir en las facturas de calefacción y refrigeración sin sacrificar la comodidad. Las estufas portátiles son una manera confiable de calentar áreas de una casa, apartamento o condominio que más utilizas, sin desperdiciar energía tratando de calentar toda la casa. Al buscar el modelo adecuado, considera las ventajas que una estufa con ventilador te puede proporcionar.

Estufas con ventilador

Una estufa con ventilador probablemente te dará más calor y comodidad por tu dinero, así que sigue leyendo para averiguar por qué podría ser adecuada para ti.

1. Asequibilidad

Una estufa con un ventilador es un tipo de calefacción muy asequible; trabajan por soplado de aire caliente, calentando así, la habitación en cuestión. A menudo las unidades cuentan con un elemento de calefacción de cerámica, placas de cerámica y deflectores de aluminio, que se calientan cuando la electricidad pasa a través de ellos. El ventilador sopla el calor generado hacia el exterior.

Su diseño sencillo hace que sean tan asequibles como son eficientes. La unidad de calefacción se calienta rápidamente y no necesita mucha electricidad para funcionar. Como resultado, el costo inicial y el de funcionamiento es mínimo.

Puedes comprar un aparato de estos a un precio tan bajo como 15 €, algunos modelos de gama alta pueden costarte menos de 45 €.

2. Seguridad de uso

Estos calentadores de cerámica son una manera segura para calentar tu casa, siendo la mejor opción para los consumidores en la búsqueda de la seguridad. Esto es porque el elemento de calentamiento llega a temperaturas tan altas como otros tipos.

La mayoría de los modelos han incorporado mecanismos que reducen el flujo de electricidad una vez que el elemento de calentamiento alcanza los 190 grados C.

Si bien los incendios solían ser una gran preocupación del uso de los calentadores de espacio, los modelos modernos ofrecen múltiples características de seguridad para prevenir este tipo de accidentes. Éstos son algunos de nuestros mejores consejos de seguridad:

  • Busca un modelo que se apague automáticamente si se vuelca o comienza a sobrecalentarse.
  • El aparato debe tener un exterior resistente al fuego para mantener la temperatura de la superficie relativamente segura para los niños.
  • Sigue los procedimientos de seguridad con exactitud cuando utilices la unidad.
  • No coloques la estufa cerca de combustibles o la dejes desatendida.
  • Limpia rutinariamente la unidad para que siga funcionando a pleno rendimiento.

3. Portabilidad

Una de las mayores ventajas de una estufa de ventilación forzada es su portabilidad. Puedes llevar estas unidades compactas de habitación en habitación y disfrutar de una calefacción personalizada en cualquier lugar. Muchos modelos vienen con asas de transporte para que sean fáciles de llevar.

Por lo general son muy compactas, vienen en una sola pieza y, a menudo caben en una mesa. Todo lo que necesitas es una toma de corriente estándar con ninguna otra instalación o configuración requerida.

Gracias a su fácil portabilidad la puedes llevar a un bungalow, usarla en el camping o de vacaciones. Si la necesitas para calentar una habitación, compra una sola estufa con ventilador. Su pequeño tamaño hace que sean ideales para pequeñas áreas como baños.

4. Sin ruido

Si bien no son completamente silenciosas, estas estufas pueden pasar sorprendentemente desapercibidas. Si no te importa un zumbido bajo, son una gran solución de calefacción de bajo perfil.

Si planeas utilizarla una durante la hora de dormir, busca un modelo con un temporizador programable que se apague automáticamente después de un cierto tiempo; así ahorrarás electricidad mientras duermes.

5. Calienta eficazmente el aire

Las estufas con un ventilador calientan toda una habitación, por lo que es una elección de calefacción muy versátil. Es probable que te muevas por la habitación y querrás que todo el espacio esté cálido. He aquí por qué es posible que desees un ventilador que caliente el aire:

  • La sala se mantendrá caliente durante un tiempo, incluso después de apagar la unidad.
  • Proporcionan un ambiente cálido, acogedor y atractivo.
  • Por cada 1.000 vatios de calor, generalmente se calientan 9 metros cuadrados, siempre que dispongas de un aislamiento adecuado en el espacio.
  • Todos los modelos funcionan con un máximo de 1.500 vatios, así que sabes exactamente la cantidad de energía que está utilizando.
  • La mayoría opera en al menos dos configuraciones diferentes de potencia, que te ofrecen un mayor control sobre tus preferencias de calor.
  • Algunos incluso tienen un termostato ajustable que te permite establecer una temperatura específica.

6. Ventilador + Calentador combinados

Muchas estufas ofrecen diferentes posibilidades del ventinador, es decir, les permite utilizar el ajuste del ventilador sin el calentador. Eso significa que pueden tener calefacción en invierno y refrigeración en verano en una misma unidad. No todos los modelos tienen esta opción, así que asegúrate de que la unidad que deseas comprar tiene una función de ventilador sólo si es algo que deseas.

7. Cómoda de usar

Los ventiladores caloríficos forzados vienen con una variedad de funciones, por lo que piensa acerca de qué características son más importantes para tenerlo claro antes de comprar. Son, en general, muy sencillas y cómodas de usar, y la mayoría de calor se basa en la potencia, 1.500 vatios es un modelo de interior normal.

Estufas con ventilación forzada

Aquí están algunas otras características que se pueden tener en cuenta:

  • Un mando a distancia que te permite cambiar la configuración desde cualquier lugar de la sala.
  • Controles estilo digital, dial o de botón.
  • Temporizador para apagar automáticamente la unidad.
  • Oscilación para ayudar a distribuir el calor por toda la habitación más rápidamente.
  • Asa de transporte.

8. Excelente para grandes áreas

Las estufas con ventilador son una opción popular para calentar grandes áreas de estar de uso frecuente, durante períodos cortos de tiempo. Una estufa oscilante proporciona potencia de calefacción adicional.

9. Calefacción por zonas

El uso de una pequeña estufa te permite bajar tu termostato central y calentar sólo las habitaciones que estés utilizando. Es una buena opción para ahorrar energía en el hogar. Al reducir la cantidad de energía que consumes no sólo vas a reducir tu factura mensual, también contribuirás a reducir la cantidad de gases de efecto invernadero en el medio ambiente.