Estufas canalizables por aire

En los sistemas de conductos, el aire caliente se hace circular a través de conductos colocados en el techo o el suelo radiante, suministrando calor por convección. Tanto el gas como un ciclo de aire acondicionado inverso pueden ser la fuente de calor.

Estufas canalizables por aire

Se debe diseñar el sistema de modo que la extensión de la zona calentada pueda ser controlada e incluir la zonificación para permitir el cierre de la calefacción a las zonas no ocupadas. Los sistemas de conductos deben ser diseñados e instalados por expertos acreditados.

Asegúrate de que el sistema canalizado está dimensionado para la casa. Los conductos deben tener el tamaño correcto y contar con salidas ajustables (registros). Los conductos deben ser mayores si también se utilizan para la refrigeración.

Colocar los tubos en el suelo, a menudo, es una mejor idea que en el techo, ya que el aire caliente se eleva de forma natural. Las salidas de techo bien diseñadas pueden funcionar bien sobre todo cuando las habitaciones están selladas de corrientes de aire hacia el exterior. El aire frío que entra debajo de las puertas de afuera hacia enfrente puede formar una capa sobre el suelo y dejar que el aire caliente menos denso de los respiraderos del techo caliente el aire cerca del suelo, creando un problema.

Con calefacción por conductos no tienes que salir de una habitación caliente a otra fría. Puedes estar viendo la televisión mientras que los niños están en la cama y todo el mundo se mantiene caliente.

Estufas de pellets canalizables por aire

Las estufas de pellets canalizables por aire es una forma de mantener el hogar caliente de manera fácil y barata, además de en sintonía perfecta con el medio ambiente. Los pelletes son fáciles de encontrar y almacenar, más que la madera, ya que ocupan menos espacio.

Los diferentes sistemas de distribución de calor son:

  • Aire: Gracias a la ventilación forzada, la estufa calienta la habitación rápidamente y más eficientemente.
  • Multi: Gracias a la canalización del aire caliente opcional, la estufa puede calentar otras habitaciones de tu casa.
  • Hidro: Mediante el uso del sistema de tuberías existente, la estufa calienta toda la casa.

Estas estufas de biomasa de pellets ofrecen:

  • Panel de control entendible y fácil de usar.
  • Cronotermostatos programables (opcional).
  • Acabados muy atractivos.
  • Gran tolva para un largo periodo de funcionamiento.
  • Cámara de combustión de un material refractario para mayor brillo de la llama.
  • Reja de hierro fundido para alargar la vida útil del aparato.

Las estufas de pellets funcionan de manera eficiente, cómoda y barata. No emiten casi humos, por lo que nos permite proteger el medio ambiente. La instalación de la estufa de pellets no es cara y además el combustible utilizado también es económico. El combustible de pellets de madera es un combustible limpio y renovable, hecho a partir de residuos de madera reciclada o aserrín.

El uso de un combustible de biomasa es un proceso de "carbono neutral". El dióxido de carbono liberado por la quema se equilibra con el absorbido por el árbol durante su crecimiento. La ceniza de la madera de pellets es rica en minerales y puede ser reciclada para fertilizar los bosques, parques o jardines. Los pellets de madera se introducen en la estufa de pellets según la necesidad de calefacción y la temperatura de la estufa se fija por los microprocesadores que controlan la velocidad de alimentación de los pellets.

Estufa de aire canalizable

Las estufas modernas de pellets parecen muebles para el hogar con estilo, con un estilo contemporáneo, grandes ventanales de cristal y revestimientos cerámicos en colores atractivos. Las estufas de pellets también tienen controles remotos para un encendido electrónico y control de temperatura, por lo que son seguras, atractivas y fáciles de usar.

Las estufas de pellets de aire son las más ecológicas y eficientes, ya que posee un aprovechamiento energético del 80%. Algunos modelos pueden funcionar también con cáscaras de almendras trituradas o huesos de aceituna. Su precio puede oscilar entre los 800 y los 3.500 €.

Las estufa de pellets canalizables por aire que además de calentar la habitación dónde se encuentra, también permite calentar la habitación contigua a través de un ventilador extra que impulsa este aire caliente. El precio de estas estufas puede oscilar entre los 1.600 y los 4.000 €, dependiendo de los metros que se deban caldear. Normalmente, si la estufa posee más potencia, el precio será más alto.